#ALERTA: ¡El Golfo de California no pertenece a México!

+ Lo que nos divide del Macizo Continental son aguas internacionales
+ Nuestro país no ha reclamado la propiedad de esa porción de mar
+ Estados Unidos tiene abierta una “servidumbre de paso” en Alto Golfo de California

0 a golfo de californiaCuando en agosto de 2006 las fuerzas armadas del gobierno de los Estados Unidos capturaron al capo Francisco Javier Arellano Félix “El Tigrillo”, líder del cártel de Tijuana, durante un paseo de pesca a bordo de su yate DOCK HOLLYDAY que había partido de La Paz a una zona aledaña a la Isla Espíritu Santo, se dijo y subrayó que su captura había sido en aguas internacionales.

Esta acción en la que incursionó en aguas del Golfo de California al menos un buque de la Guardia Costera de los Estados Unidos en acción punitiva con otras naves de apoyo (ninguna del gobierno mexicano) desconcertó a reporteros que cubrieron el hecho, que pretendieron observar esta situación como una abierta violación a la soberanía de nuestro país. Sin embargo, aunque no se conoce la ubicación exacta de esta detención, lo que sí es un hecho cierto es la aseveración de Washington en torno a este aseguramiento. Las aguas del Golfo de California son internacionales. En otras palabras: No son propiedad de México.

Históricamente nunca hubo un reclamo o anexión del Golfo de California a nuestra nación, tan es así que la Constitución Política de nuestro país no lo reconoce como parte de México.

0 a echeverriaLo más que se ha hecho sobre este asunto, es la declaración de una Zona Económica Exclusiva con reconocimiento internacional de parte del presidente Luis Echeverría en una iniciativa enviada al Congreso de la Unión a finales de 1975. Sin embargo eso no significa que las aguas del Golfo y el subsuelo sean una propiedad absoluta y total de México, ya que en esa misma iniciativa se vuelve a subrayar que se trata de aguas internacionales: “(México) reconoce que el establecimiento de la zona económica exclusiva deja incólumes las libertades de que gozan los Estados extranjeros de navegación y sobrevuelo y del tendido de cables y tuberías submarinos y de otros usos internacionalmente legítimos del mar relacionados con la navegación y las comunicaciones”.

Con lo anterior queda claro que el Golfo de California, a pesar que puede ser considerado un mar interior en nuestro país, jurídicamente se trata de aguas internacionales en las que puede incursionar en su espacio submarino, aéreo y de superficie cualquier nave extranjera.

El ejemplo reciente más claro que se ha hecho público, es el que citamos al inicio con la incursión de buques de guerra de los EEUU para la detención del líder del Cártel de Tijuana, sin que este hecho haya llevado a nuestro país a un roce diplomático.

MÉXICO NUNCA HA RECLAMADO LA PROPIEDAD DEL GOLFO DE CALIFORNIA SALVO UN ESTATUTO DEL EMPERADOR MAXIMILIANO QUE NO TUVO EFECTO
Un verdadero tsunami político provocó en 1965 el maestro César Sepúlveda (estudioso de tratados de límites internacionales), cuando publicó en el periódico de la ciudad de México Excélsior el artículo “¿Mare Nostrum? El Golfo de California”.

o a maximiliano de habsburgoAnte la evidente ausencia de soberanía de nuestra nación en la zona, casi de inmediato se generó una reacción en la incipiente bancada del Partido Acción Nacional en el Congreso de la Unión que a través del diputado Cristóbal Benjamín Figueroa Incola pretendió reformar los artículos 27, 22 y 48 de nuestra Constitución para especificar clara y abiertamente que el Golfo de California en su totalidad pertenece al dominio de la federación.

Y es que históricamente en las redacciones de las Constituciones de nuestra nación ya como país independiente a partir de la promulgación de la Carta Magna de 1824, la liberal de 1857 y la revolucionaria de 1917… ¡no se incluyó al Golfo de California en los límites territoriales!

Extrañamente el único gobernante que sí se preocupó por anexar ese mar interior a nuestra soberanía, fue el emperador Maximiliano de Habsburgo cuando se enteró que Benito Juárez ya estaba en tratos para vender la península de Baja California a los Estados Unidos (Concesión Leese – capítulo oculto en la historia oficial). Emitió un estatuto que nunca tuvo el reconocimiento oficial de los Estados Unidos por tratarse de un gobierno usurpador.

En el último intento legislativo que se conoce para intentar obtener la soberanía absoluta sobre el Golfo de California de parte de México, fue en 1979 cuando la bancada panista solicitó cambios a la Constitución Política en los artículos referidos (las mayúsculas son mías):

Artículo primero. Se reforman los párrafos cuarto y quinto del artículo 27 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, para quedar como sigue:

“Corresponde a la nación el dominio de todos los recursos naturales del GOLFO DE CALIFORNIA, de la plataforma continental y los zócalos submarinos de las islas; de todos los minerales o sustancias que en vetas, mantos, masas o yacimientos de piedras preciosas, de la sal de gema y las salinas formadas directamente por las aguas marinas; los productos derivados de la descomposición de las rocas, cuando su explotación necesite trabajos subterráneos, los yacimientos minerales u organismos de materias susceptibles de ser utilizadas como fertilizantes; los combustibles minerales sólidos; el petróleo y todos los carburos de hidrógeno sólidos, líquidos o gaseosos, y el espacio situado sobre el territorio nacional, en la extensión y términos que fije el derecho internacional.

0 a a a a choque san jose del cabo 2Son propiedad de la nación el GOLFO DE CALIFORNIA, las aguas de los mares territoriales en la extensión y términos que fije el derecho internacional; las aguas marinas interiores: las de las lagunas y esteros que se comuniquen permanente o intermitentemente con el mar;…”

(El texto del párrafo del artículo 27, en lo demás, no se reforma).

Artículo segundo. Sé reforma la fracción quinta del artículo 42 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, para quedar como sigue:

Artículo 42. El territorio nacional comprende:

V. El GOLFO DE CALIFORNIA en toda su extensión, las aguas de los mares territoriales en las extensión y términos que fije el derecho internacional, y las marítimas interiores”.

Artículo tercero. Se reforma el artículo 48 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, para quedar como sigue:

Artículo 48. Las islas, los cayos y arrecifes de los mares adyacentes que pertenezcan al territorio nacional, la plataforma continental, los zócalos submarinos de las islas, de los cayos y arrecifes, el GOLFO DE CALIFORNIA, los mares territoriales, las aguas marítimas interiores y el espacio situado sobre el territorio nacional, dependerán directamente del Gobierno de la Federación, con excepción de aquellas islas sobre las que hasta la fecha hayan ejercido jurisdicción los estados”,

¿Y que creen?… ¡La iniciativa no pasó y fue desechada con el voto de la aplastante mayoría del PRI!

POSIBLES RAZONES POR LAS QUE MÉXICO NO HA PRETENDIDO SOBERANÍA ABSOLUTA EN EL GOLFO DE CALIFORNIA
Los incipientes gobiernos mexicanos, desde la emisión de su primer constitución de 1824, fueron omisos en incluir el Golfo de California como parte del territorio nacional. Esta omisión fue ratificada con la firma de los tratados de Guadalupe – Hidalgo en los que ni siquiera se menciona su existencia, aunque la pretensión de Washington era quedarse con la península completa.

Todo esto puede considerarse como un acto de irresponsabilidad de las autoridades centrales de México para los que la peninsula de Baja California no significaba mucho, a tal grado de considerar el Golfo como “aguas de alta mar”.

EL TRATADO GASDEN Y EL GOLFO DE CALIFORNIA
Hay una situación que salta a la vista en la soberanía del Golfo de California y se encuentra estipulada en el tratado de rectificación de límites (Gasden Purchase) de la venta de la Mesilla consumada por Santa Anna en 1853, en el que nuevamente se puso sobre la mesa la venta de la península a los Estados Unidos, hecho que no se concretó.

o a gasden purchaseSin embargo hay una cesión de soberanía en la zona del Alto Golfo de California a nuestro vecino del norte, en un hecho que no ha quedado claro pero posiblemente sea una causa real y factible por la que nuestro país no ha reclamado la soberanía total del Golfo.

En el artículo IV de dicho tratado que ha sido reconocido por los congresos de ambos países, se establece:

Los buques y ciudadanos de los Estados Unidos tendrán en todo tiempo libre y no interrumpido tránsito por el Golfo de California para sus posesiones y desde sus posesiones sitas al Norte de la línea divisoria de los dos países; entendiéndose que ese tránsito se ha de hacer navegando por el Golfo de California y por el Río Colorado, y no por tierra, sin expreso consentimiento del Gobierno Mexicano.

Aunque esto se ha querido interpretar que con dicho acuerdo tácitamente el gobierno de los Estados Unidos reconoce al Golfo de California como propiedad de México, lo cierto es que dicho tratado coloca al delta del Río Colorado como una zona de libre tránsito para los ciudadanos de los Estados Unidos hacia el Golfo y por ende siembra un interés de esa nación que tiene reconocido ese acceso o “servidumbre de paso” o como se le desee llamar. Se da por descontado que esto abarca buques militares y tropa armada. (Ya hubo un ingreso de tropa Yanqui a Baja California, aunque no fue por esa región).

¡En pocas palabras, Estados Unidos tiene abierto el paso al Golfo de California por la zona del Delta del Río Colorado que geográficamente separa a la Península del Macizo Continental!

Aunque la mayor parte del lecho del río Colorado se encuentra seca por la construcción de diques y los tratados de repartición de aguas, es un hecho que el tratado Gasden sigue vigente y esa zona de humedales, es compartida en vigilancia por nuestro país y los Estados Unidos, con sus respectivas fuerzas armadas.

En lo personal, considero esto como uno de los motivos principales por las que México no se ha atrevido a reclamar la soberanía total de las aguas del Golfo de California, a fin de no alentar un fuerte reclamo de Washington que en cualquier momento pudiera considerarse como una nación “perjudicada”.

LOS TRATADOS INTERNACIONALES Y EL GOLFO DE CALIFORNIA
Explica Alberto Székely en “MÉXICO Y EL DERECHO INTERNACIONAL DEL MAR“: En la convención de Ginebra de 1956 se establecieron los conceptos de Bahía Histórica o Mar Territorial y Zona Contigua que son los que se consideran como base para que un país fundamente su reclamación territorial.

Para esto se establecen cinco preceptos fundamentales:

a) La zona marina reclamada debe ser adyacente a la costa del Estado reclamante.
b) Las aguas deben ser reclamadas por el Estado en su capacidad de soberano.
c) La pretendida soberanía debe haber sido debidamente ejercitada y por un período de tiempo efectivamente prolongado.
d) La situación así creada debe ser de conocimiento común, por lo menos por parte de los Estados directamente interesados.
e) La Comunidad Internacional de Estados y los Estados directamente afectados, deben haber expresado su consentimiento respecto de los derechos territoriales reclamados.

¿Cumple el Golfo de California con estos requisitos?… La respuesta es NO.

Para que México solicite el reconocimiento internacional de su soberanía absoluta y total del mar interior o Golfo de California únicamente cumple con el primer precepto. Tenemos un mar adyacente a nuestras costas.

o a alto golfo de californiaPero las aguas del Golfo en base a este acuerdo no pueden se reclamadas por México en capacidad de soberano porque nunca se les ocurrió a nuestros gobernantes incluirlas en nuestros límites territoriales según lo señala la Carta Magna. Tampoco se ha ejercido esta soberanía por un tiempo “efectivamente prolongado” pues es únicamente a partir de 1976 que se crea una zona económica exclusiva (40 años).

¿Hay otros estados interesados? Abiertamente no ha existido ninguna reclamación, pero nuestro vecino del norte tiene abierta una “servidumbre de paso” en el Río Colorado (Gasden Purchase), por lo que en un momento dado puede considerarse como “Estado Interesado”.

Desde mi punto de vista, esa es la razón por la que fue rechazada la modificación constitucional que solicitaba el PAN en el Congreso de la Unión en 1979, para que el Golfo de California pasara a ser parte de nuestra nación. No alentar, ni siquiera insinuar a los vecinos del norte una pretensión en firme, pues de inmediato harán un recordatorio y reclamación directa y se colocarán como nación con interés en automático.

ZONA ECONÓMICA EXCLUSIVA QUE OTORGA “SOBERANÍA” A MÉXICO SOBRE EL GOLFO DE CALIFORNIA
Nuestro país optó por el camino de no requerir la sobernía absoluta del Golfo de California, sin embargo se sumó al acuerdo de la creación de una zona económica exclusiva de explotación de los recursos naturales del mar y minerales del subsuelo que incluye hidrocarburos, a través del decreto que mencionamos al principio y que entró en vigor en 1976 durante el gobierno de Luis Echeverría Álvarez.

En la cuestión de los hidrocarburos, se sabe que el Golfo de California tiene una reserva estratégica reconocida para la explotación de petróleo y gas.

Aunque estos tratados internacionales de Zonas Económicas Exclusivas son reconocidos por más de 160 naciones, México ya ha tenido controversias precisamente con los Estados Unidos (que no reconoce los tratados de la Convención del Mar de la ONU) en disputas que se han tenido que ir al ámbito diplomático. Recordar los famosos “hoyos de dona” en el Golfo de México y situaciones que rebasan lo inverosímil, como lo es la repentina desaparición de la Isla Bermeja que está documentada en las cartografías antiguas y hasta del siglo pasado, sin embargo cuando una expedición de la Armada de México salió a buscarla resulta que dicha isla “ya no estaba”.

A ese grado escalan los intereses cuando hay millones de dólares en juego y una “soberanía” de nuestra nación que en los hechos no es tal, sino que está sujeta a la “revisión”, “corrección”, “adición” o “reducción” en un tratado internacional de Zonas Económicas Exclusivas, donde siempre prevalecen los intereses del más poderoso.

Es más, a tal grado que a la fecha, no se sabe si con el diferendo de los famosos “hoyos de dona” en el Golfo de México ganamos o perdimos, aunque lo más seguro es lo último.

Con esto queda claro que se pueden modificar las Zonas Económicas Exclusivas, sólo basta un pretexto, denuncia o inconformidad. Queda en la memoria reciente cuando la Armada de México tuvo el atrevimiento de detener embarcaciones de bandera estadunidense que pescaban atún en nuestra Zona Económica Exclusiva del Océano Pacífico. Eso generó un conflicto diplomático que derivó en dos embargos al atún mexicano.

Se llegó al extremo de acusar a embarcaciones mexicanas de depredar delfines y tortugas, lo que llevó a la casi aniquilación total de la flota atunera de nuestro país. Por eso es importante subrayar que Zona Económica Exclusiva no significa soberanía total.

Se atreverán nuestros actuales legisladores federales a solicitar que el Golfo de California forme parte de México… ¡Por supuesto que no!… ¡Ni moverle!

d-a-mar-territorial-mexico

2008: EL ÚLTIMO INTENTO POR INCORPORAR A MÉXICO EL GOLFO DE CALIFORNIA
Por increíble que parezca, fue un hijo de un ex secretario de Marina quien tuvo la intención de convencer al Congreso de la Unión para que se modificara la Constitución y lograr la incorporación del Golfo de California, lo que no pudo concretar. Se trata del entonces diputado panista Marco Antonio Peyrot Solis, que hizo la solicitud formal a través de una iniciativa presentada en diciembre de 2008 y que fue enviada a “la congeladora”.

Esta iniciativa la pueden consultar en su totalidad en el siguiente enlace:

http://sil.gobernacion.gob.mx/Archivos/Documentos/2008/12/asun_2516508_20081211_1229457061.pdf

ANOTACIÓN FINAL IMPORTANTE: Solo para que observen, amables lectores, que tan frágil está la soberanía de México sobre el Golfo de California, que hubo a inicios del siglo anterior voces insistentes que pugnaban por un puerto para el estado de Arizona. ¡Increible!, pero es un hecho documentado que los residentes de esa región a través de sus gobernantes presionaron para que se abriera ya el acceso directo de los Estados Unidos al Golfo de California, lo que no sólo ha quedado ahí. Solo busquen en “Google” todo lo referente a este asunto con el texto entrecomillado arizona seaport y se darán cuenta de que esta propuesta está más vigente que nunca, ahora aunado al problema actual de la Laguna Saltón (Salton Sea), a la que le están urgiendo un desfogue y claro, esto abriría ya el acceso directo al Golfo de California, con lo que la separación de la península de territorio nacional quedaría consumada.

arizona

Autor: Cuauhtémoc Morgan/Colectivo Pericú

BIBLIOGRAFÍA – “CONTROVERSIA ARTIFICIAL EL GOLFO DE CALIFORNIA” de Alberto Szekely
https://archivos.juridicas.unam.mx/www/bjv/libros/2/881/7.pdf

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s