¿Qué pasaría si la península de Baja California se separa políticamente de México?

Por Francisco Ramírez Ochoa/California Hoy

d a a a independencia de baja california

Este domingo la provincia de Cataluña en España, celebrará su referéndum independentista a pesar de la amenaza de gobierno federal que lo ha prohibido. Sin embargo la población parece que no dará marcha atrás en su decisión de someter a una votación democrática su deseo de permanecer o no.

La situación de las provincias que se separan de los países son de diferente índole. En Europa actualmente hay 60 movimientos independentistas activos. Los movimientos soberanistas se dan en función de las costumbres, idiosincracia pero muy principalmente al injusto trato fiscal donde un gobierno centralista absorbe los recursos y muy poco regresa a sus provincias.

De hecho no es la primer ocasión en que provincias de un país buscan independizarse o separarse por la vía pacífica. Está por celebrarse un referéndum similar en Escocia que ya no desea estar unida a Gran Bretaña.

Hay otros estados que hay decidido salir del centralismo asfixiante como es el caso de islas del Pacífico y del Caribe también en relación a Gran Bretaña. Algunas con recursos naturales muy escasos pero que han logrado sobreponerse a las crisis recurrentes con la fuerza del trabajo y la inversión.

Algunos movimientos independentistas han llamado mucho la atención, sobre todo los que surgen en el seno de la nación más poderosa del mundo que es Estados Unidos. Hay activismo soberanista en Puerto Rico, California y Texas.

En otros lugares como regiones de África y Europa se ha optado por la vía de la violencia separatista. Los casos más emblemáticos el de Irlanda y de la región vasca.

Pero ninguna Ley o tratado internacional garantiza a regiones tener una independencia efectiva, aunque a través de los tratados de derechos humanos sí hay reconocimiento al soberanismo. Esto es a través de procesos de descolonización avalados por la ONU.

LA INDEPENDENCIA DE BAJA CALIFORNIA
El independentismo en la península de Baja California es mucho más antiguo de lo que se imaginan. La península durante decenas de años operó con formas de autogobierno, donde la pertenencia a la federación era meramente una postura política, pero no efectiva en los hechos, a tal grado que todavía en el centro del país se le sigue considerando en la ignorancia de una mayoría burócrata como una parte diferente a la nación. Un país extranjero o “El Otro México” que describió con emoción literaria Fernando Jordán.

Durante largas épocas, la presencia del gobierno federal en la península únicamente se dio en forma de aduanas para cobranza de impuestos. ¡Nada más! El pueblo californio a pesar de este trato despreciativo sorteó con sus propios medios una sobrevivencia ejemplar, lo que hoy todavía es perceptible en los ranchos y las sierras… ¡a la mano de Dios!

Y hoy en día, la administración de una meganación como es México, se ha complicado y la repartición de los recursos que se captan vía impuestos continúa en forma inequitativa, perjudicando a los estados del norte para dirigir las grandes inversiones al centro y ahora, en la zona sur  (Oaxaca y Chiapas) donde se contempla además una zona económica exclusiva con cargo a los bolsillos de los residentes de esta península maravillosa.

¡Es esa la realidad!

Por motivaciones similares el movimiento independentista aparentemente dormido, tuvo un resurgimiento en Tijuana, Mexicali y Ensenada a partir de octubre de 2013 cuando se insistió en la conveniencia de una separación de México para fundar la República de Baja California. ¡Fue el año del aumento al IVA!

Así continúa vigente el pensamiento en decenas de Baja Californianos que observan en esta corriente una buena opción para que el gobierno federal voltée a la península y no sea tan ingrato en la repartición de los recursos, donde efectivamente se lleva un 100 por ciento vía impuestos como IVA, ISR, aranceles, productos y aprovechamientos, para regresar el 20 por ciento. Todo a la vista de gobernadores y legisladores federales que según nos representan y no nos defienden en suficiencia a la hora de votar presupuesto de egresos.

CÓMO INDEPENDIZAR A LA PENÍNSULA
La actual constitución federal reconoce en su artículo 39 que la soberanía residen en el pueblo, al que le pasan el costo de mantener una alta burocracia y un insultante presupuesto para un sistema electoral ineficaz.

México como país integrante de la Organización de Naciones Unidas tiene signados tratados internacionales, sobre todo en el ramo de los derechos humanos donde se reconoce la libre autodeterminación. Existe un buró de descolonización que es donde estos trámites se inician y donde se deben justificar plenamente los motivos de separación. De hecho a los bajacalifornianos ¿cuándo se nos consultó sobre nuestro deseo de pertenecer a México?

Lo mismo ocurre en Baja California Sur, que es un estado que decidió integrarse al pacto federal apenas en 1975 con la promulgación de su Constitución, aunque desde su conquista ya era considerada parte de la Nueva España y después del México independiente.

En realidad proponer la independencia de la península completa sería un proceso largo que podría aminorarse en tiempo si una gran mayoría de sus habitantes lo consideran como una opción viable y, claro, la federación lo permite. Todo hasta llegar al punto para dar paso a un referéndum como es el caso de Escocia o bien, a un esquema de rebeldía ibérica como ocurre en Cataluña.

De hecho el futuro de las naciones grandes y mal administradas está contado. Como dice Porfirio Muñoz Ledo, “se prevé el arribo de una nueva geografía política del mundo, más conforme con las identidades profundas de los pueblos”.

A final de cuentas, una decisión de tal envergadura es posible, únicamente si existe una mayoría que empuje en ese sentido. ¿Cuándo lo decidirán los residentes de la península de manera uniforme?… No lo sabemos.

Anuncios

Un pensamiento en “¿Qué pasaría si la península de Baja California se separa políticamente de México?

  1. Si llega el día en que se busque o proclame la independencia de la Baja California, ojalá no se tome nunca como ejemplo a Cataluña, porque lo que pasó ayer fue de todo, menos democrático. Lo de ayer no podía ser más antidemocrático… Referéndum ilegal, saltándose las leyes, ignorando la Constitución, desafiando al Tribunal Superior de Justicia, sin garantía alguna y lo más triste, engañando a la gente diciéndole que saldrían de España pero seguirían estando en la Unión Europea, cuando en realidad la Unión Europea les dijo por activa y por pasiva que no serían reconocidos… Si algún día se proclamara la independencia de la Baja California, ojalá no se tomara nunca como ejemplo a Cataluña, porque entonces estaríamos abriendo las puertas a la rapiña, a la ilegalidad, a la falta de garantías, a la inseguridad jurídica… Anarquía total, a no ser, que sea eso lo que se busque.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s