La colonia NAZI en la península de Baja California… ¡Así sucedió!

Por Francisco Ramírez Ochoa/California Hoy

d a a a a colonia nazi baja californiaDentro de los episodios pocos conocidos de esta península maravillosa, que mis colegas historiadores de la UABC Campus Tijuana sólo han abordado someramente, hay uno que particularmente llama la atención y que viene a reconfirmar mis hipótesis sobre la razón por la que los Estados Unidos de América consideran al brazo de la patria como su protectorado.

El interés de alemania por la Baja California se remonta a la época de la Revolución Mexicana, cuando el kaiser Guillermo II ya se mostraba atraido por la ubicación estratégica de la península, de la que había recibido bastante información antes de 1917 de su embajador el conde Heinrich von Eckardt, que incluso le anima a hacer una oferta para su adquisición. Esto va casi a la par de los ofrecimientos del imperio del sol naciente a Adolfo de la Huerta para instalar sus bases militares. El punto: Bahía Magdalena.

LA PRESENCIA DE JAPONESES EN LA PENÍNSULA
Y es en esta zona donde ocurren situaciones extrañas que generaron disputas de artificio en las que, como siempre, prevaleció el interés de Washington que mostró mucha preocupación por el constante arribo de naves pesqueras japonesas a la costa del pacífico bajacaliforniano y más aún, con la instalación de familias nativas del imperio del sol naciente en Bahía de Tortugas derivadas de un tratado que firmó esa nación con México en 1888.

La presencia nipona en la península fue amplia, ya que obtuvieron del gobierno federal concesiones de explotación pesquera tanto para el pacífico como para el Golfo de California. Una de las más importantes fue extendida a Kondo Masaharu en 1924 para langosta, barracudas y toda la variedad de moluscos, especialmente abulón. Y no olvidar que Bahía Tortugas e Isla de Cedros fueron en sus inicios pequeñas poblaciones fundadas por japoneses, cuya influencia también se extendía hacia Ensenada.

SINARQUISTAS AL SERVICIO DE ALEMANIA… ¡Y JAPÓN!
Hay una investigación hecha por el periodista Mario Gill sobre el movimiento sinarquista, que abarca sus orígenes y sus objetivos ocultos en la península de Baja California, a donde liderados por Salvador Abascal Infante emigraron 218 familias de varios estados del centro de la república para colonizar tierras cercanas a Bahía Magdalena. En esto que nombraron como una cruzada católica hacia un territorio árido y de poco valor a partir de enero de 1942, fueron ayudados por el presidente Manuel Ávila Camacho y Francisco J. Múgica entonces gobernador territorial.

Desde mucho antes, el movimiento sinarquista despertó sospechas por ser abiertamente pro – Nazi. Su presencia en la península era, supuestamente, evitar que cayera en manos de los Estados Unidos, pero en el fondo ¡había una operación encubierta para abrir puertas a Japón y Alemania!

Esto lo documenta el periodista Mario Gill quien se dedicó a estudiar más al sinarquismo en Comondú. Los motivos directos de Abascal Infante para establecer una colonia en pleno desierto Baja Californiano eran netamente militares y los planos del asentamiento fueron diseñados por el ingeniero nazi Peter Wirgman.

“Cuando estalló la guerra, nosotros comprendimos que Baja California corría peligro, que esa Bahía iba a ser vigilada; por lo mismo, se tendría que crear allí una base naval y aérea y que los soldados que allí se establecieran tendrían que alimentarse. Entonces nosotros resolvimos establecer nuestra colonia frente a Magdalena para tener un mercado cerca y a la vez cumplir con un deber patriótico”, dijo Salvador Abascal según lo cita el periodista Mario Gill.

Se trataba de una colonia Nazi, enmedio de la nada, donde su líder simpatizaba con los japoneses que el 7 de diciembre de 1941 ya habían bombardeado Pearl Harbor y su proximidad a tierra firme era cuestión de días para consolidarla. La invasión a los Estados Unidos por Alemania y Japón se haría a través de la península de Baja California.

De importancia estratégica el único centro poblacional que fue planificado por la inteligencia de Hitler en territorio mexicano.

Por esa razón, al asentarse en enero de 1942, Salvador Abascal escribió a los integrantes de las colonias japonesas del Pacífico bajacaliforniano para ponerse a sus órdenes.

ESTADOS UNIDOS TOMA LA DELANTERA E INVADE BAJA CALIFORNIA
Las actividades sospechosas de los sinarquistas y los nazis en el país ya eran motivo de seguimiento de mucho tiempo atrás de los servicios de contraespionaje de los Estados Unidos que vigilaban los movimientos de agentes alemanes en México. Cuando ocurre el bombardeo a Pearl Harbor en diciembre de 1941, se da la orden terminante: enviar tropas a la península de Baja California.

En esa misma fecha el ejército de Estados Unidos ingresa por la frontera de Tijuana hasta la parte sur de la península, bajo el mando del general John L. DeWitt. El objetivo fue blindar su protectorado, construir aeródromos y vigilar que todos los japoneses que radicaban en la la zona fueran evacuados por el gobierno mexicano a campos de concentración en la ciudad de México, donde se cometieron injusticias, pues no distinguieron ni a los de la colonia china de Mexicali y Ensenada.

Esta de verdad fue una situación embarazosa para el Comandante del Pacífico general Lázaro Cárdenas que muy molesto se tuvo que trasladar a Tijuana, donde se le informó que los norteamericanos habían establecido su base en el puerto de Ensenada.

Los aeródromos operativos para la Fuerza Aérea de los Estados Unidos se habilitaron cerca de Miraflores en Los Cabos, aeropuerto de La Paz y aeropista de Pichilingue, San José del Comondú (cerca de Bahía Magdalena y de la colonia Nazi) además de Ensenada (El Ciprés).

Las estaciones de radar tipo SCR 268 que operaron fueron: B-92 al norte de Ensenada, B-94 en Punta San Jacinto al sur de Ensenada y estación B-97 al sur de San Felipe en el Golfo de California. De hecho el trazo actual del camino a San Felipe se debió en parte a la ingeniería estadunidense de la Segunda Guerra Mundial.

ACUERDA MÉXICO COOPERAR CON LOS ESTADOS UNIDOS
Fue en el casino Agua Caliente de Tijuana donde se realiza una conferencia entre el general John L. DeWitt y Lázaro Cárdenas, quienes llegan a los acuerdos de apoyo mutuo para blindar de presencia enemiga a la península de Baja California, siempre y cuando las tropas estadunidenses se hagan acompañar de militares mexicanos que a su vez recibirían capacitación en las nuevas tecnologías.

Esta cooperación se consolidó una vez que nuestro país a través del presidente Manuel Ávila Camacho, declaró la guerra a las potencias del eje el 28 de Mayo de 1942. En el marco del buen entendimiento, los Estados Unidos ofrecen construir una autopista pavimentada desde Ensenada a La Paz, situación que fue rechazada por el mandatario mexicano.

¿Y LA COLONIA NAZI?
Hubo fracasos, avances magros, deserciones. Pero su fe católica a toda prueba les dio gran fortaleza además de que continuaron recibiendo el apoyo gubernamental. Se les conoció como los “vencedores del desierto”, porque transformaron la aridez en un gran vergel. La cruzada colonizadora triunfó.

Pero ninguno de los colonos supo la razón por la que fueron a instalarse en un desierto.

Este asentamiento humano es lo que hoy conocemos como el Valle de Santo Domingo que alberga uno de los centros poblacionales más importantes de Baja California Sur conocido como Ciudad Constitución.

VIDEO: CONFERENCIA EN TIJUANA ENTRE GENERAL LÁZARO CÁRDENAS Y John L. DeWitt

BIBLIOGRAFIA
Mis recuerdos. Sinarquismo y colonia María Auxiliadora, Salvador Abascal Infante

The Zimmerman Telegram, Barbara Tuchman’s

Evacuación de japoneses de Costa del Pacífico por John L. DeWitt
https://history.army.mil/books/70-7_05.htm

Invade Estados Unidos Baja California
http://www.revistadelauniversidad.unam.mx/ojs_rum/index.php/rum/article/view/16857/19245

Los NAZIS en el gobierno de Lázaro Cárdenas
https://www.enlacejudio.com/2013/06/20/los-nazis-en-mexico-el-gobierno-de-lazaro-cardenas-vendio-petroleo-hitler/

Anuncios

One response to “La colonia NAZI en la península de Baja California… ¡Así sucedió!

  1. Charly 21 octubre, 2018 / 5:17 pm

    Gracias por compartir estas historias que la historia convencional ha relegado. Muy interesante.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s