Que los bajacalifornianos decidan en consulta si amplían a 5 años gubernatura a Bonilla

Poner a consulta popular el tema de la ampliación de gubernatura a cinco años para la administración de Jaime Bonilla, es lo que propone el presidente de la mesa directiva del Congreso de Baja California, Catalino Zavala.

Sigue leyendo
Anuncios

El fraude hotelero más grande registrado en la historia de Los Cabos.

Cabo San Lucas (California).- Con la clausura de la construcción irregular ubicada en las calles de Cormoranes y Acuario en una de las zonas de mayor plusvalía de este puerto, colonia El Médano, se da pie al inicio forma de una investigación de lo que puede ser uno de los más grandes actos de corrupción en el ramo inmobiliario del municipio de Los Cabos.

Y es que todo esto tuvo su fundamento en falsificación de documentos con firmas apócrifas, a los que iniciaron trámite en la anterior administración, sin embargo estuvieron en una carpeta reservada por considerarlos “asuntos delicados”.

Supuestamente la obra original, planteada por la empresa My Fryiend Autos, SRL de CV, de fecha 29 de noviembre de 2016 era para la construcción de un restaurante, con una licencia para la edificación de dos pisos, pero al paso del tiempo, la obra llegó a los seis que se observan en la actualidad.

Este hecho insólito donde no solo se brincaron procedimientos básicos ha venido ocurriendo a la vista de todos en la zona urbana de El Médano, pues antes de la licencia de construcción se debió presentar el cambio de uso de suelo, un dictamen técnico y una manifestación de impacto ambiental.

Al momento la empresa responsable, no ha presentado ninguno de esos documentos y ahora que se ha comprobado que la licencia de construcción que presentaron, tiene falsificada la firma del Director de Desarrollo Urbano de la pasada administración, Álvaro Javier Ramírez Gálvez, quien desde un principio se ha deslindado de esa autorización irregular, solo que se tuvieron que realizar los dictámenes de grafoscopia que, efectivamente, confirmaron que lo dicho por el ex funcionario es la verdad.

Y es que en estos hechos irregulares, la licencia de construcción que primero era para un restaurant, fue suplantada por otra para la construcción de un HOTEL el 24 de abril de 2017, algo totalmente ilegal, pues en el predio de 1,300 M2, de acuerdo al PDU y a los reglamentos de FONATUR no se pueden eregir edificios de seis pisos.

Cabe destacar que la primer licencia era para un restaurant, después aparece una licencia para un hotel, que ya les había sido negada por la dirección de Licencias de Construcción del gobierno municipal el 8 de mayo de 2018, lo que vuelve a reconfirmar que en esta edificación puede existir una cadena de corrupción solapada por servidores públicos que de manera deliberada han omitido la estricta normatividad vigente.

El gobierno municipal a cargo de Armida Castro Guzmán, está en la primer gran oportunidad de hacer respetar los reglamentos de construcción vigentes y proceder a la solicitud formal para que la obra negra de este edificio actualmente clausurado, sea demolido, además de que se apliquen las sanciones correspondientes a los funcionarios que de manera omisa, permitieron esta grave irregularidad, donde se pretendió culpar al ex Director de Desarrollo Urbano de la pasada administración, Álvaro Javier Ramírez Gálvez que, hoy se sabe, ha logrado demostrar su dicho con los dictámenes de grafoscopía, porque alguien falsificó su firma para la emisión de permisos apócrifos.