¡Cascos Azules al Golfo de California vs pesca furtiva!

Por Francisco Ramírez Ochoa/California Hoy

De prevalecer la anarquía y la ingobernabilidad en las extensas aguas del Golfo de California, ya se opera el siguiente paso de las organizaciones ambientalistas financiadas por los Estados Unidos y que es invocar a la UNESCO para el envío de Cascos Azules a proteger el área natural protegida que tiene la declaratoria de Patrimonio de la Humanidad.

La voracidad de empresas dedicadas a la explotación pesquera sin medida y con un gobierno de México que no invierte en la vigilancia de ese mar y sus aguas internacionales, no hacen más que alentar una intervención a gran escala donde las instituciones mexicanas sean relegadas a segundo plano y todo quede en manos de la Organización de las Naciones Unidas.

Y es que políticas erradas del gobierno federal, como la eliminación del diesel marino, orienta a que pescadores ribereños busquen en la captura de especies reservadas una mejora en los ingresos que sí les puede dar el mercado negro.

Hace una semana, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria Pesquera y Acuícola, delegación Sinaloa, Jaime Osuna Magaña, se quejaba de la falta de interés del gobierno de Andrés Manuel López Obrador en ese sector

Y los focos rojos se encendieron la semana anterior, cuando miles de sardinas fueron encontradas muertas en las costas de Mulegé, en Baja California Sur, por la actividad furtiva de embarcaciones sinaloenses que fueron sorprendidas sacrificando una cuota alta de delfines en aguas del Golfo de California.

REACCIONES DE PROTECCIÓN A LA VAQUITA MARINA
El gobierno de los Estados Unidos desde agosto de 2018 dictó sanciones contra pescadores del Mar de Cortés, por lo que prohibió toda la importación de camarón, curvina, sierra y chano, porque su captura se realiza con redes de pesca prohibidas.

Al ampliarse la zona de prohibición de pesca, Washington ha provocado pérdidas tan solo en pescadores del Alto Golfo de California por un monto de 20 mil millones de pesos al año, según estimaciones del delegado de Programas para el Desarrollo del Gobierno, Jesús Alejandro Ruiz Uribe.

Ahora por estas sanciones los cooperativistas del lugar ya no pueden ni siquiera comercializar sardina, arenque, macarela y las anchoas hacia el mercado estadunidense, lo que los tiene en una pésima situación económica.

Pero son las organizaciones ecologistas, financiadas por Estados Unidos, las que insisten en que el peligro de desaparición de la vaquita marina sigue vigente por el incremento a la pesca furtiva en el lugar. Por eso no se descarta que el siguiente paso sea la solicitud de una intervención internacional a través de la Organización de las Naciones Unidas, que a través de programas de protección a los entornos naturales, sí contempla el envío de cascos azules para casos específicos, como el de la protección de especies en peligro de extinción.

Habría que ver si México estaría de acuerdo en una medida de esta naturaleza, ahora que ha sido invitado a ocupar un asiento en el Consejo de Seguridad, lo que es considerado como un gancho para generar confianza previo a una intervención mayor de ese organismo multinacional.

Pero en general el único perjudicado será México, porque no ha podido reclamar en propiedad la mayor parte de la superficie del Mar de Cortés que es considerada como aguas internacionales.

Consultar página de Cascos Azules para PROTECCIÓN DEL MEDIO AMBIENTE
https://www.unenvironment.org/explore-topics/disasters-conflicts/what-we-do/preparedness-and-response/greening-blue-helmets

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .