PARLEMOS/Columna de Opinión

Salpicadas legislativas

Por Luis Sancho

Hace unas semanas, el Fiscal General de la República, mediante un video comunicó que Emilio Lozoya Austin había aceptado su extradición a México para cooperar e “informar todo lo que sabe” con respecto a las áreas que fueron de su competencia como director de PEMEX, durante la administración 2012-2018, todo en aras de las necesarias labores de limpieza política. En otras palabras, la presión funcionó para lograr una negociación política.

Sigue leyendo