¡Las grandes reservas de litio de la península de Baja California!


Por Francisco Ramírez Ochoa/California Hoy

Cuando los Estados Unidos iniciaron su carrera por la conquista del espacio para llevar al primer hombre a la Luna, hubo misiones alternas de carácter confidencial, para el análisis de los recursos naturales considerados como reservas estratégicas. Objetivo: asegurar el poderío de Washington y la supervivencia como potencia mundial.

Recientemente fueron desclasificados, aunque de manera parcial, los archivos de las misiones Gemini que mapearon e hicieron análisis espectográficos del territorio continental de los Estados Unidos y, claro, de la península de Baja California.

Por eso no es casual que, como nunca antes, en lances extraterritoriales Washington envíe a las organizaciones ecologistas que patrocina, a una guerra en el Alto Golfo de California. Pero también a asegurar las costas y a través de expediciones científicas impedir a través de sanciones económicas que México declare en propiedad el rico mar.

La península, como reserva estratégica de los Estados Unidos guarda en el subsuelo recursos naturales magníficos de los que ya echa mano Washington, como es el caso de la energía eléctrica de la que se abastece el sur de California. También las enormes reservas de uranio hasta hoy intocadas.

Los recursos naturales de la península, misiones Gemini.

Se trata de minerales de alto valor comercial por su alta demanda en procesos industriales, como lo son también las tierras raras en el fondo del Mar de Cortés.

Sabemos también del oro, el gas shale, la sal, etc. Pero habíamos pasado por alto el litio. Aunque todos se han concentrado en el megayacimiento de Sonora, pocos han reparado que este mineral se encuentra en grandes cantidades en el Valle de Mexicali, cerca de la central geotérmica de Cerro Prieto, donde los depósitos salinos producen cada año hasta dos millones de toneladas, pero con un potencial de hasta 40 millones.

Solo para que tengan una idea del gran valor del también conocido como oro blanco, actualmente un terreno de 16,500 hectáreas adyacente a los depositos minerales de litio en “Salar del Diablo” se oferta en 120 millones de dólares.

La configuración geológica única de la peninsula, la convierten en el paraíso del presente y futuro para inversiones millonarias que, incluso, pueden derivar a un extractivismo que es lo que Estados Unidos no desea, por eso empuja a una colonización pasiva que crece como nunca desde los últimos 20 años.

Pero hay otro secreto bien guardado. No se lo digan a nadie.

¡Los más grandes depósitos de Litio de América del Norte se encuentran en Guerrero Negro!

Sí, usted leyó correctamente.

Son millones de toneladas que yacen como depósitos de salmuera como parte de los procesos naturales de producción salina. Es una doble mina de oro blanco.

Eso no ha pasado por alto para la industria de la electrónica, pues a diferencia del mineral en tierra firme, las minas de Guerrero Negro son de un ciclo natural interminable que les asegura permanencia y abasto a ritmo sostenido.

Por eso Mitsubishi ha venido empujando para quedarse con todo e incluso ha hecho presión al gobierno mexicano en los últimos años, basados en un supuesto tratado secreto de 1908.

Es la razón de una leyenda negra que intenta dar explicación a los intereses del país del sol naciente en una supuesta compra de la península de Baja California, que creció aún más con los bonos samurai de ayuda económica a México en la crisis de 1994, y que devino en un fuerte reclamo a Zedillo, cuando con apoyo de paleros de Washington del Grupo de los Cien, no permitieron la ampliación de Exportadora de Sal en 1999.

No hay tal compra de la península, pero sí intento de influir en el territorio.

Las asperezas con Japón se han limado y de la mano de los Estados Unidos, la familia Iwasaki con sus empresas subsidiarias de Mitsubishi se han afianzado en el lugar.

Pero la hermandad entre Washington y Tokio puede sufrir algún deterioro y en el futuro inmediato Guerrero Negro puede ser la clave de alguna disputa diplomática sobre derechos en territorio soberano (¿mexicano?).

TESLA Y EL LITIO

El valor estratégico de este mineral, ahora sale de nueva cuenta a la luz, con las declaraciones del presidente de Bolivia, Luis Arce, que afirma que el litio fue la motivación por la que Washington influyó en el golpe de estado que depuso a Evo Morales.

Lo anterior ligándolo con las declaraciones del propietario de la empresa Tesla, Elon Musk, quien afirmó en julio del año pasado que darían un golpe de estado contra cualquier país que se opusiera al acceso al oro blanco.

Hoy Tesla se abastece de los depósitos salinos de litio de Australia, pero…

No les extrañe que en los próximos años aumente como nunca, la presión del gobierno de los Estados Unidos sobre México con la península de Baja California en medio, como en los tiempos de Benito Juárez.

Por eso no duden que una próxima jugada del gobierno federal, sea la nacionalización de Exportadora de Sal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .