Profecía Cucapá: La gran inundación de Mexicali

Por Francisco Ramírez Ochoa/California Hoy

Aunque hoy en día no se les conoce mucho, es loable destacar a compañeros historiadores de la UABC que han incursionado a fondo en el estudio de todas las culturas yumanas, que se asentaron desde el delta del Colorado hacia la parte norte de nuestra península maravillosa.

Para los misioneros, primero Franciscanos y luego Dominicos, fue importantísimo avanzar en la integración de los Yumas, sobre todo a partir de 1768 entre las misiones de Fernando Velicatá y San Diego de Alcalá, a la que se agregaron otras más en la sierra de San Pedro Martir. Todo para marcar un alto a los rusos que seguían incursionando. Por eso se creó en la región lo que se conoció como la «frontera dominicana».

También fue importante la evangelización tanto en la Sierra San Pedro Mártir como en la Sierra Juárez, donde existen testimonios escritos que muy poco se han difundido, pero que hoy son un legado precioso recogido por los misioneros de la época, sobre las costumbres de los papagos, kumiais, kiliwas, los pai pai y los cucapá

Y nos vamos a referir a estos últimos, pues si bien todas las culturas yumanas tienen similitudes en sus cosmogonías, llama la atención mucho la de los cucapás, debido a que se asentaron en la desembocadura del Río Colorado desde hace más de 5 mil años.

En realidad los cucapás han sufrido el desplazamiento de sus tierras originales, desde la época de los Andrade fueron marcadamente desarraigados y pasaron de ser recolectores, pescadores y cazadores, a emplearse como pizcadores en la bonanza del Valle de Mexicali. Fue hasta 1973 que medianamente se les hizo justicia y se les entregaron 143 mil hectáreas, pero de los terrenos más áridos y llenos de piedras, como una burla.

Ha sido una historia de sufrimiento y discriminación la de los cucapá, no muy diferente a todas las culturas ancestrales, a las que no hace mucho, se ha planteado reivindicar en una especie de justicia tardía, cuando ya son pocos los nativos sobrevivientes.

Existe una profecía de los cucapás, que puede encuadrar como un reproche hacia el hombre blanco, o bien, puede referirse a un suceso extraordinario que puede ocurrir en cualquier momento.

LA PROFECÍA CUCAPÁ
Es citada por el geógrafo e historiador Lewis R. Freeman, autor del libro «The Colorado River, Yesterday, Today and Tomorrow», quien relata que al observar los campos de cultivo de esa etnia, de repente aparece el río Colorado suspendido en el aire, entre el cielo y el suelo. Un hecho sobrenatural que incluso puede explicarse como un espejismo del desierto, pero no fue así. Fue una visión prodigiosa, única.

Por eso fue a consultar al viejo indio Manaza, quien pudo dar una explicación a ese fenómeno del «río celeste» y con la Laguna Salada a sus espaldas le dice:

«Es el espíritu del Río Colorado buscando a su antiguo hogar en el viejo mar salado del norte […] y porque un sabio mago nuestro nos ha revelado que algún día el ‘cuerpo’ [del río] seguirá a su espíritu; nosotros los indios hemos construido nuestras casas a los pies de las montañas y hemos dejado a los hombres blancos que se disputen las tierras bajas con el río que un día formó con sus limos el fondo del valle, y que, cuando llegue la hora, recuperará nuevamente […] irremisiblemente».

¡Qué mensaje tan poderoso y profundo!

Todo el delta del Río Colorado ha sido impactado por las obras de irrigación y hoy el caudal no existe como fue en esa época. De hecho se intuye que esta profecía corresponde a las inundaciones de 1905, que rebasaron en mucho las obras hidráulicas de irrigación en el valle de Mexicali y crearon la hoy problemática Laguna Salton o Salton Sea.

HOY LA CIENCIA CONFIRMA LA PROFECÍA CUCAPÁ
No pasar por alto que la tradición oral de los cucapás es confirmada por la ciencia hoy en día. Los modelos geológicos en relación a la actividad sísmica, proyectan mayor certidumbre sobre lo que ocurrirá con todo ese valle, donde no se descarta que se inunde de nueva cuenta, pero no tanto por lluvias extraordinarias, sino por el ingreso del Mar de Cortés a Laguna Salada y más al norte, cuando se active todo el sistema de fallas en un cataclismo sin precedentes.

Cuando se movió la falla de Cerro Prieto con el terremoto del 4 de abril de 2010, fue la confirmación de que lo narrado en esta profecía, no está nada alejado de la realidad.

En cualquier momento ocurrirá.


BIBLIOGRAFÍA
Reconquista y Colonización del Valle de Mexicali y otros escritos paralelos, Pablo Herrera Carrillo.
Poblamiento e identidades en el área central de las Californias, 1769-1870, Mario Alberto Gerardo Magaña Mancillas.
Gabriel González, Last Dominican in Baja California, Peter Gerhard.
Los Cucapá, la gente del Río Colorado, profesor D. Hermes Flores Navarro.

Una respuesta a “Profecía Cucapá: La gran inundación de Mexicali

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.