Casi 60 mil beneficiados con las pruebas rápidas #Mexicali

MEXICALI.- A efecto de promover una detección oportuna en pacientes con VIH, Hepatitis C y Sífilis, la Secretaría de Salud de Baja California, mediante la Jurisdicción de Servicios de Salud Mexicali (JSSM), aplicaron durante 2022 la cantidad de 59 mil 266 pruebas rápidas a usuarios en diferentes puntos de la ciudad.

Al respecto, la jefa de la JSSM, Laura Andrea López Cruz, señaló que fueron 22 mil 537 pruebas rápidas de VIH; 22 mil 514 pruebas de Sífilis y 14 mil 215 pruebas de Hepatitis C; dicho trabajo fue posible gracias al establecimiento de múltiples jornadas de detecciones y orientación en diferentes centros de entretenimiento nocturno y plazas públicas.

Asimismo, destacó que durante el presente año se trabajó de manera constante con activistas y diferentes asociaciones civiles que laboran con grupos de personas vulnerables, entre las que destacan COBINA, VERTER, Comunidad ABC, Orgullo Mexicali, líderes de comunidad Trans, entre otros.

Expuso que durante el presente año, la JSSM realizó acercamientos a las comunidades mediante el esquema de jornadas de salud y visitas a centros de rehabilitación, siendo en estos últimos, donde se ha dado tratamiento y seguimiento a los pacientes con Hepatitis C y Sífilis.

Recordó que durante 2022 se ha trabajado con 56 centros de rehabilitación, una clínica de metadona, una sala de inyección segura (Verter), así también con dos albergues migrantes.

La jefa jurisdiccional señaló que las pruebas que se utilizaron son seguras, rápidas y en menos de 10 minutos se obtiene el resultado; la detección oportuna de hepatitis C permite brindar tratamiento y evitar complicaciones como cirrosis, insuficiencia hepática o cáncer hepático.

Además de la realización de las pruebas rápidas, los servicios que se ofrecieron incluyen información sobre prevención de enfermedades de transmisión sexual y la entrega gratuita de insumos, como preservativos masculinos y femeninos.

Dentro de los factores de riesgo para la transmisión de las enfermedades antes mencionadas se encuentran: el haber recibido transfusiones de sangre antes de 1995, compartir agujas o dispositivos para el consumo de drogas intravenosas, objetos de higiene personal con restos de sangre como rastrillos o navajas, las prácticas sexuales sin preservativos, la realización de tatuajes o perforaciones con materiales no esterilizados.

Por último, López Cruz enfatizó que la prevención es la clave para mitigar posibles riesgos a la salud, e invitó a la población a hacer uso de estos servicios que continuarán durante 2023, con el propósito de garantizar una vida libre de infecciones de transmisión sexual, a través de un trato seguro, gratuito y confidencial.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.